22 de febrero de 2012

En mi cabeza...

Hay quizá demasiadas cosas... y no todas me hacen sentir orgullosa... pero ahí siguen... aunque yo a ratos, prefiera mirar para otro lado...

En mi cabeza, hay rencores... más de los que me gustarían... rencor a todos los que nos lo ponen tan difícil... rencor a todos aquellos que se llenan la boca con los números que dicen representar nuestra crisis... pero que posiblemente no tienen idea de lo que cada una de esas cifras trae consigo... 

En mi cabeza, tengo mi currículum completo... mis años de trabajo, mis años de dejarme las yemas de los dedos en un puto teclado y el azul heredado en una pantalla de ordenador... curriculum que ahora no tiene valor... que no es suficiente... curriculum que se queda afónico en mitad de este descontrol de principios... 

En mi cabeza, hay sindicatos venidos a menos (por no decir ninguna salvajada)... hay sindicatos que en demasiadas ocasiones no me han servido de nada (por no decir nunca)... hay sindicatos que ahora se llenan la boca de peticiones... y sí, el domingo salí con ellos... pero... sigo sintiéndome sóla en esta guerra... porque siempre he tenido la sensación de que para ellos también mi vida se resume en eso, una cifra...y el domingo, les ví... yo con mis fobias, mis miedos a las multitudes... mi pánico a las aglomeraciones... y ahí estaba yo... al lado de un cordón de sindicalistas con chalecos rojos, que protegían el "no contagio" de la cabecera, con el resto de manifestantes... pero, volvería a ir... no por ellos... por mi... porque no quiero decirle a mis hijos que no hice nada por evitar que los contratos fueran una forma legal de esclavismo... porque por encima de todos mis miedos, está el de que mi futuro sea peor que mi presente... porque el día que no tengamos nada que perder, no saldremos a pasear... y necesito luchar porque ese día no llegue... 

En mi cabeza, hay muchos miedos... al futuro, a todo el gris que veo acercarse (en todos los sentidos)... a lo que podamos hacer... a lo que no nos dejen... miedo a que lo del otro día en valencia se vuelva costumbre, y nos den mas palos que a las alfombras... y miedo, sobre todo... porque tengo unos padres de los que me siento orgullosa hasta más no poder, pero que no me educaron para ser una oveja... porque mi madre me parió llena de orgullo y dignidad... porque me enseñaron que nadie nos puede robar eso... porque me enseñaron a usar la palabra y no la violencia, pero también me enseñaron a no dejar que nadie nos pase por encima...

Que se yo... son mis pájaros en la cabeza... así que... dejo aquí mis miedos, y vuelvo a mi casa nueva... a recostarme sobre su pecho, a encontrar su sonrisa... a perderme una vez más en una charla eterna, en la que de nuevo salvaremos el mundo... a cerrar los ojos cuando dice aquello de que todo va a salir bien... porque no me importa demasiado que sea una promesa al aire... con oirle decirlo me siento menos sola...    

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que si..da mucho miedo todo lo que está ocurriendo y todo lo que ocurrirá porque, ojala me equivoque, pero esto solo parece el comienzo..y me da miedo mas que nada por mi hijo..por el futuro que va a tener..y el futuro que yo le puedo dar..pero en fin..habra que luchar..y lo educare..para que sepa luchar por sus derechos con dignidad sin pisotear a los demas y sin violencias..pero a luchar.

Azul dijo...

Es que todo está tomando un color feo y turbio... mirando a Grecia, sinceramente, no soy nada violenta, pero... no me siento capaz de criticar a esa furia, esa ira... cuando el ser humano no tiene nada que perder, cuando le roban todo... en fin... prefiero no pensarlo...

CARMEN dijo...

Si te consuela Pepe y yo también tenemos miedo, incertidumbre, no sabemos si terminaremos em Madrid, Barcelona, Bilbao,etc.
Todos tenemos miedo ahora mismo, pero no van a poder con nosotros, seremos fuertes y seguiremos hacia delante.
Besos y mucha fuerza para todo lo que nos queda por vivir, piensa que tú eres joven, y Pepe y yo ya pintamos canas para tener que empezar otra vez.

Anónimo dijo...

Seguiremos luchando no lo dudes...Y si , todo va a salir bien...;)

Pd: Te quiero....

Tropiezos y trapecios dijo...

Pues en tu cabeza puedes anclar la certeza de que mientres quede gente que piense como tú, que no se conforma y que lucha por lo que cree quedará esperanza.

El panorama es bastante desalentador, y cuando no nos dan por un lado nos dan por otro, pero hay que mantener la esperanza, conseguiremos que todo cambie y algún día al echar la vista atrás estaremos orgullosos de no habernos rendido.

Ánimo.

Un saludo.

Oski