17 de junio de 2010

La vida no son solo

La vida no son sólo esas otras cosas... ya lo cantaba Serrat... la parte más importante de la vida, es esa que va pasando sin que apenas te des cuenta... y quizá, es la mejor parte...

Cuando en mitad de la jornada laboral, aparece en la oficina con un par de tostadas... o simplemente para buscar un beso... no importa demasiado la excusa...

Ya son dos años, de complicidad, de charlas nocturnas, de ideas y risas... son dos años de música, de "gigante", "la distancia" y "salitre" por todas partes, de bromas y besos... dos años de encontrarnos cada día al otro lado de la cama, pero en el mismo rincón del mundo... y sin embargo, esos dos años, dejan la sensación de que son tan poco... de que nos queda tanto...

Han sido dos años nada fáciles, y tampoco ahora la vida se nos terminó de poner de cara... pero aun así no nos paró nunca... aun así seguimos como si nunca hubieramos tropezado... como si la ilusión nos tendiera una mano, aunque la puta crisis intente taparnos los ojos...

Y a lo mejor por esas pequeñas cosas, no me canso de mirarte... de abrir los ojos de par en par para buscarte... de apenas pestañear cuando te encuentro... quizá esas pequeñas cosas son las que nos mantienen vivos... Sea como sea, estos 2 años me han hecho ver el mundo de otro modo... me hicieron crecer y entender que el amor no nos mimetiza con otra persona, sino que nos enseña a compartir... que el amor, lejos de ser egoista, nos incita a la generosidad... estos dos años, aprendí... que amar, no es adueñarse de nada ni nadie... que es simplemente querer y dejar que te quieran... y eso aunque parezca sencillo, no me había pasado nunca...

16 de junio de 2010

Que ya está bien

Aunque esté pendiente de escribir otra cosa, no puedo resistirme...

Señora Cospedal (o es señorita?...):

El otro día, viendo una de sus intervenciones, no pude menos que sonrojarme... no porque usted dijera nada subido de tono, sino más bien, dijo algo que me ofendió, y que de hecho, me sigue ofendiendo...

Ultimamente en su partido, quieren adueñarse de votos de todos los sectores... empezaron por la derecha rancia, luego dijeron ser de centro, y ahora eso les parece poco... lo intentan conseguir, sobre todo con demagogia y populismo, diciendo a la gente lo que quiere escuchar, aunque ni ustedes mismos se lo crean... luego ya habrá tiempo para decir diego donde dijeron digo... no es que no se mojen, es que están al fresco sol de este verano que no llega... su propuesta es sencilla y clara: NO... da igual a lo que sea... diciendo NO, siguen el plan...

Pero voy al grano... lo que me faltaba por oir, era que el PP es el partido de los trabajadores... muy señora mía, con todos mis respetos... me da igual que me lo diga usted con una palestina al cuello, que con el último modelo de Versace... aunque la mona se vista de seda... ya lo dice el refrán... le recuerdo, señora de Cospedal, que ustedes están tan cerca de los trabajadores, como yo de ser miss universo...

Les recuerdo, que sus políticas especulativas, son las que dispararon hasta límites insospechados los precios de la vivienda en este pais... que son sus "colegas", los que tienen mil y un juicios por adueñarse del dinero de todos, que son sus políticas, las que están privatizando la educación y la sanidad en aquellas provincias en las que gobiernan con mayoría absoluta... le recuerdo, que son sus "colegas", los que suben los impuestos en los ayuntamientos, e incluso se los inventan, como el señor Gallardón, que se ha sacado un impuesto de basuras, que pagan hasta los garajes y que es disparatado... que han duplicado impuestos como la contribución, simplemente porque tanta obra faraónica, no hay arca municipal que la resista... que fueron ustedes, los que ningunearon a toda la población, cuando se les puso entre ceja y ceja ir a conquistar tierras extranjeras con una excusa barata y que sólo creyeron ustedes... los mismos que nos quisieron mentir en el capítulo más doloroso de la historia de este pais y que tiene un monumento en Atocha por las 192 víctimas... que fueron ustedes, los que basaron la economía de este pais, en la construcción masiva, porque era dinero rápido y se lo llevaron calentito... que son los mismos que piden imparcialidad a los tribunales cuando les viene bien, y que les presionan cuando les duele en carne propia... que son los que racanearon en el ministerio de defensa, y lo pagaron 62 soldados, y que no contentos con ello, decidieron enterrar rápido, tanto, que olvidaron identificar bien sus cuerpos... que son los mismos, que no dudaron en utilizar el terrorismo para ganar votos... que son los que insisten en negar una parte de la historia de este pais, y se aferran a la patraña de que sería abrir heridas, que son los que se refieren a aquella época, como batallitas cuando se trata de un genocidio... le recuerdo, que su presidente de honor, es don Manuel Fraga, que con eso ya se dice bastante... durante mucho tiempo quisieron hacer creer, que su partido era de centro... no intenten hacernos creer, que ahora está mutando hacia la izquierda, porque ya era lo que nos faltaba... lo siguiente, que será? darle un poco al anarcosindicalismo?...

Señora mía, no se rían encima de nosotros... guarde la palestina en un armario, vuelva al bolso de Tous, y dedíquese a sus parroquianos... que este ladito del charco, le queda muy grande...

Pendientes

Últimamente me cuesta demasiado ponerme delante del ordenador... será que ya paso demasiadas horas aquí sentada, o tal vez, que me falta la calma necesaria para escribir con la calma con la que me gusta hacerlo... que se yo...

En este tiempo, han pasado demasiadas cosas... o puede que no las suficientes... en este tiempo, me he reencontrado con un amigo, que hacía mucho que no veía... un amigo que dedicó una noche a curarme muchas de las heridas abiertas... capaz de dejarme entrever una pequeña ventana en esta jaula de intolerancia y desencuentros...

Son varios los conciertos a los que he asistido en el Palacio de Congresos... en todos ellos siempre tenía una sensación de frío, de distancia... pero esta vez, fue tan distinto... no se si era Ismael, o si era la necesidad de todos de dar rienda suelta por un momento, por un instante, a tantas frustraciones, a tantas situaciones grotescas, a tantísimas faltas de respeto para todos aquellos que creemos que el mundo debe ser de otra manera... el caso es que el Palacio de Congresos se puso en pie, y las canciones se nos quedaban estrechas, los gritos y consignas llenaban las escaleras, la butacas y cada una de las almas que allí se dieron cita... Papa cantó y contó como nunca... fue un clamor desesperado por encontrar alguien dispuesto a escuchar...

No soy capaz de describir canciones, ni momentos mágicos... tal vez, porque para lo que no estoy capacitada, es para desmigajar emociones como las que allí se fundieron con todos nosotros... no me siento, ni me creo capaz de explicar, como dolía la piel entre los gritos a los asesinos, a las esperanzas, a ese virus que no debemos dejar que gane... cada lágrima, fue mucho más real de lo que se puede describir... cada creencia se arraigó en el pecho, siendo consciente de que por mucho que nos quieran tumbar, encontraremos la manera de levantar la voz, de seguir gritando que estamos y que seguiremos estando... aunque duela mirar cada periódico y entender que las ideologías, para los políticos son simplemente un camino para llegar a esos sillones cómodos en los que la amnesia, se apodera de cada una de sus promesas...

Un concierto para la memoria, para la esperanza de que en aquella canción no mentía y no estamos solos... un concierto para demostrarnos que las heridas están ahí, pero de nosotros depende que cierren como deben... un concierto lleno de complicidad y magia, una pequeña gran burbuja en la que me sentí como hacía mucho que no lograba sentirme...

Por eso, aunque tarde, no podía dejar de escribir... porque la música me volvió a demostrar que nada es imposible... que la magia aparece cuando menos te lo esperas y simplemente te contagia... que sigue siendo verdad aquello de que toda la vida es ahora... aunque mucha gente se empeñe en lo contrario, y aunque me cueste algo más que antes reconciliarme con el mundo... aunque este tiempo que nos ha tocado, no sea como nos gustaría, de nosotros depende en gran medida... así que, ya lo dijo el poeta... ahora, cambiemos el mundo amigo, que tu ya cambiaste el mío... y sin duda Ismael, lo sigue haciendo...