29 de noviembre de 2008

La vida es sueño

Sabado... un día de esos grises, pero me niego a que me consuma... aunque las ganas de gritar silencio, empiecen a las 9 de la mañana...

Esta noche, el teatro nos espera... y sí... la vida es sueño... aunque en algunas ocasiones, parezca pesadilla...

Me he mordido las yemas de los dedos estos días, porque hay conmemoraciones que me parecen injustificables... el día del maltrato a la mujer... como si eso solucionara algo... me siguen sin parecer útiles esos lazos en los pechos de los políticos, que cómo palomos en celo, lucen sus altruismos...

Pulseras con gps y anuncios cruelmente diseñados... al oir el anuncio de "carla", un escalofrío me recorre la espalda... el anuncio da a entender que denunciar es el fin del sufrimiento... no creo que sea necesario engañar... porque aun quedará un largo camino, y más de un puñado de lágrimas... hay que ser realista y la verdad siempre es mejor respuesta que una mentira piadosa... hay que animarlas a denunciar, evidentemente, pero también, hay que protegerlas una vez que lo han hecho... y eso, señores, aun no ocurre...

Menos lacitos en el pecho, y más compromisos... se supone que están en los gobiernos para solucionar los problemas, no para organizarnos calendarios "conmemorativos"....

En cuanto a otras cosas que tengo en los dedos.... un saludo al señor Rouco... porque yo no olvido... quizá es porque sea una atea, tal vez porque no creo en un díos y mucho menos en sus "secuaces"... será que mi memoria me recuerda que un alto porcentaje de los suyos, colaboró con una dictadura que quebrantaba todo lo que supuestamente promulga su doctrina... no olvido, ni olvidaré... y sus palabras, más que pedir calma, claman al cielo, por tanta hipocresía... le conviene que olvidemos, no por ser buenos cristianos, sino porque si hacemos memoria, algunos de los suyos son criminales...

Al señor Garzón, ... no sé si ha recibido presiones, o si simplemente quería su cuota de pantalla, pero sea la razón que sea, ha demostrado que su motivación en ningún caso fue la justicia... sino más bien el protagonismo...

El señor Luis García Montero, deja huerfana la universidad de Granada y a todo el que cree en las palabras, por la incompetencia de la justicia, y por un ideólogo trasnochado y descerebrado, que se olvidó que enseñar literatura no es adoctrinar y mucho menos con la boca llena de mierda...

En fin... pondré la música algo más alta... para olvidar que ese mundo lleno de grises se encuentra al otro lado de la puerta... me daré una ducha, para compensar las horas de sueño que me roban... Marwan cantará Gigante y no podré dejar de sonreir... soñaré con otro concierto, quizá un dia de estos... en cuanto la economía me perdone un poco...

Y esta noche... La vida es sueño... aunque para sueño, para vida, despertar con su beso cada mañana...

23 de noviembre de 2008

Carta a una amiga

Estimada Carmen:

Cuanto tiempo sin hablar... me parece mentira... en un principio pensé que me faltarían las palabras, pero... sin darme cuenta creo que van saliendo...

Han pasado tantas cosas desde que no hablamos... la vida me enseñó muchas cosas en estos meses... tal vez mas de las que había aprendido en años... me enseño a sentirme libre, y a la vez un poco perdida...

Carmen, tu que llevas algo más de equipaje en las maletas... dime si el tiempo no te quema las alas... si ver el gris en ojos que antes estaban llenos de color, no hiela el corazón... si notar el egoismo en personas que antes querías, no quiebra definitivamente el alma....dime que se puede seguir creyendo aunque el mundo se conjure...

Quizá hoy no sea el mejor día para escribirte esta carta... la moral anda algo baja... no son buenos tiempos para esta descreida...

Mi madre siempre me dice, que me parezco a mi padre... que no se puede confiar así en las personas, porque terminan lastimando... yo siempre la he dicho, que es una exagerada, que la gente no es como ella la pinta... hoy no estoy tan segura... Carmen, tu que eres madre, y mi amiga, dime que siga creyendo...dímelo, aunque no sea hoy...

Amiga... quizá extraño las charlas... la calma que me transmitias en ellas... estoy bien, no te preocupes, es sólo eso, que fue un mal día...

Nos veremos en breve, ya lo sabes... Ismael siempre es una buena excusa, aunque yo esta vez me quede fuera a esperarte, ahí estaré... con mi pepe, como tu le llamas... el gran Jose que es uno de mis cables a tierra... porque ahora puedo decir que al final de las yemas de mis dedos, están las manos de un hombre... hasta en eso tenías razón, recuerdas???...

Y de política que hablar... mejor lo dejo para otra carta... porque Madrid está increible.... nos ahoga la desEsperanza... educación, sanidad... en sus manos un negocio, como el agua... y mientras las nuestras vacías... y en la tele su gran sonrisa... me hierve la sangre al verla...

En fin, Carmen, es hora de despedirme... espero encontrarte pronto y contarte... que te echo de menos... que encontré la esperanza...que ya no veo tanto gris... espero poder cantar aquello de sucede que a veces...

Cuidate y un abrazo para ti y los tuyos...