19 de marzo de 2012

Afortunada

Los días como hoy a veces arañan... 

Vaya por delante, que me siento una persona afortunada... soy afortunada a pesar de que las lágrimas ahora mismo vienen a hacerme compañía... es difícil de explicar... tampoco es fácil de sentir...

Soy afortunada porque desde pequeña me han hecho sentir así... porque se lo que es ser feliz, mi memoria me regala felicidad a puñados... me regala sus sonrisas, y muchas horas compartidas... porque la memoria me hace sentir querida hasta no poder más... porque por ejemplo, hay canciones que me llenan los ojos de nostalgia... esa nostalgia agridulce que nos recuerda lo felices que fuimos... (y refuerza lo que somos)...

Soy afortunada, pero duele... porque hace demasiado que no está... porque era un hombre grande, porque era un hombre bueno, que dejó amigos por donde pasó, porque le quisieron todos, menos la puta vida, que se le fue demasiado pronto... 

Soy afortunada... porque heredé sus ojos, y parte de su caracter... porque me enseñó muchas cosas cuando estaba conmigo, y muchas más cuando dejó de estar ahí... a ser fuerte, a ser yo, a quererle, aunque no esté para devolver los abrazos, a recordarle aunque su voz ya no se escuche, a tenerle presente, aun cuando hace casi 24 años que dejó de estar... 

Soy afortunada, sin duda... pero mentiría si no dijera que ciertos dias, le echo tanto de menos...

4 comentarios:

Malena dijo...

El tambien se sentiria afortunado
de teneros a vosotros,de eso estoy segura

CARMEN dijo...

Uff nena, has hecho que me caigan unas lagrimitas.
Yo también fuí una afortunada como tú, aunque también lo perdiera demasiado pronto, seguramente por eso te comprenda tanto.
Te dejo, además de mucho cariño un monton de besos.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Precioso
Saludos y salud

“No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo” dijo...

Sin duda, afortunada. Saludos