14 de diciembre de 2011

Los días

Van pasando... poco a poco, y sin dar demasiada tregua, porque en estos tiempos, pararse a pensar no es sano... y una tristeza extraña se me metió en las tripas y no consigo arrancarla así como así... pero, siguen pasando, uno tras otro, y con ellos, la angustia parece que se va quedando lejos... 

Que se yo, nunca supe definir qué es exactamente lo que hay debajo de tantos rizos... siempre escondida detrás de unos acordes, camuflada entre los versos de aquellos que lograron explicar lo que yo no supe enfundar en palabras... 

Y hoy, quizá hoy por fin, posemos en papel tantos sueños... tantos planes por cumplir... porque ya nos toca... porque aunque la vida sea una boca llena de afilados dientes, a veces le da por sonreir... y la tristeza que tengo agarrada al estómago, parece que ha decidido empezar a marcharse... o seré yo, que la voy echando de a pocos...