27 de febrero de 2011

Ibex35

Creo que ninguno de nosotros, en la vida, hemos sabido tanto de economía... del Ibex35, de especulaciones y miedos, y de altas rentabilidades... 

Ahora es lo que manda, o quizá siempre mandó pero nunca nos enteramos... en mi modesto entender, hemos pasado de la burbuja inmobiliaria, a la burbuja del parqué... ahora mandan ellos, de la forma más descarada posible... si tienen hambre, nos suben los impuestos para que ellos tengan su pieza... si tienen sed, nos bajan los sueldos, para calmársela... 

Todas las decisiones pasan por sus pies, y rodilla en tierra, los gobiernos ceden sus intereses al mejor postor, o al que esté más dispuesto a pagar su sueldo, o a subvencionar su endeudamiento... 

Y lo hacen sin rechistar, planteando las medidas como irreversibles... las politicas sociales no son sostenibles, porque el señor Ibex no lo considera oportuno... porque si vivimos mejor, igual nos da por independizarnos... quien sabe... 

El caso es que sea como sea, la política ya no es la que decide... ahora son las grandes entidades las que supervisan la acción política... insisto, quizá siempre lo hicieron pero ahora ya no necesitan esconderse...

Y detrás de grandes miserias humanas, de grandes historias de desamparo y desolación, se esconden las grandes fortunas de los banqueros, que se adueñan de casas y deudas, sin rubor alguno y además, afirmando que eso no les viene bien... que les supone perdidas... pero sus cuentas siguen engordando, y sus grifos cerrados a cal y canto... pero los gobiernos les rescatan para que no se hundan, mientras la gente lleva los cinturones al zapatero para que les haga otro nuevo agujero que les permita apretar un poco más... 

Da miedo entender de economía... porque uno entiende lo pequeños e insignificantes que somos... y aun da más miedo entender de política, de lo que se entiende ahora por política, porque eso nos hace conscientes, de que esto solo fue el principio... 

24 de febrero de 2011

Mientras

Mientras yo, cuido de mis ideas, las voy modelando y reeditando cada día, para que no queden obsoletas... las reinvento de a pocos para que sean lo más reales posible... leo, escucho y miro, para que crezcan y se hagan un poco más grandes... resulta que las ideas se pasaron de moda y yo no me enteré... resulta que la política ahora pasó a ser una excusa, no se si para hacerse rico, para ser quien manda, o para poder llegar más alto... pero se olvidó de aquello de mejorar la vida de la sociedad, de mejorar sus recursos y sus infraestructuras, se terminó lo de hacer una sociedad más plural y constructiva... ahora el resumen es más bien, hacer una sociedad en la que pueda mandar yo, y si puedo eliminar políticamente o de la forma más rastrera a mi adversario, pues mejor que mejor...

Así que mi ideología, algo apesadumbrada y yo, no tenemos muy claro donde escondernos... porque no encontramos hacia donde mirar sin sentir vergüenza... porque los socialistas se olvidaron de lo que eso significa, el Partido Popular cedió ya por completo a la derecha más rancia y al fanatismo más enfermizo del mentir hasta que algo quede... y, para mi gusto, IU, tampoco encuentra (creo que ni si quiera busca) su sitio... 
Y ya no escribo en azul a este respecto, porque no encuentro ni una luz a la que agarrarme... porque cada vez que escucho a algún político, y lo acompaño con un "parece que este", tarda 2 días en rectificarme, y en demostrarme que es más de lo mismo... que mienten, utilizan y menosprecian, no sólo a ellos mismos, sino a todos los que sentimos la necesidad de mejorar un poco este circo en el que están transformando el panorama político...

Ayer con lo del 23F, vi a un político que aquel día le pilló fuera del Congreso, y al enterarse de lo ocurrido, se dirigió allí y consiguió entrar antes de que terminara todo, porque sintió la necesidad de estar allí con el resto... yo me lo imagino ahora en la actualidad, y creo que habría codazos por salir de allí el primero, por posar en la foto, y por soltar veneno del que ahora está de moda... sería decir que el otro partido, tendría algo que ver con el golpe de estado... eso si, lo dirían con ironía, y sin decirlo claramente... como hicieron con el 11M, e incluso ahora siguen haciendo seres vivos como el señor Arenas, que aun ahora, afirma que si llegan al gobierno, volverán a abrir el caso, porque hay serias dudas... que hay que ser ruin, para utilizar 192 muertos... 
Que sea como sea, creo que no será facil que me reconcilie con la política de este pais, y de todos en general (europa entera se está cubriendo de gloria con los conflictos de Libia, Egipto, Yemen, etc...)... porque el término política tendría que ser rectificado en el diccionario... ya no es para lo que se inventó... ya no vale para lo mismo... ahora es otra cosa bien distinta que prefiero ni explicar... tengo tanta tristeza... que no se puede describir...

5 de febrero de 2011

Lo se, lo sé

Lo sé... llevo mucho sin dejarme ver por aquí... pero el tiempo me absorve y apenas puedo dedicarme a otras cosas... Trabajo, preparación de esa quimera en la que me he enfrascado y que para ser sincera me ocupa mente y reloj a partes iguales... si a eso le sumamos las obligaciones y quehaceres diarios, queda poco margen para la acción...

No pienso hablar de política... creo que ellos mismos se describen, y se retratan en cada aparición... sinceramente estoy convencida de que en mi corta vida, jamás había estado tan desencantada con el mundo de los gobernantes y opositores... creo que en la vida había tenido tanta indignación ni tanta rabia contenida... normalmente cuando uno no sabe hacer bien su trabajo, yo pensaba que iba al paro... ahora, empiezo a tener la certeza, de que cuando uno no sabe desempeñar bien su labor, le hacen o jefe, o alto cargo de la política... (que hablar de los de los sindicatos... en fin...)

El caso es que, por suerte, dentro de mi contrarreloj diaria, encontramos un margen pequeño de maniobra... margen que nos llevó en pleno temporal a Salamanca... no tanto por la belleza de la ciudad, sino por la necesidad de cubrir el cupo de besos, abrazos y cotorreo pendiente con una amiga...

Así que... entre la nieve y la promesa de que era imposible que ésta llegara a Salamanca, nos pusimos rumbo a ello... y tengo que decir que es cierto... en Salamanca no nevó... pero ninguno pensamos, que para llegar de forma rápida, el mejor camino es Avila... y por allí, no sólo decidió pasar la nieve, sino también quedarse....

Fuera como fuese, conseguimos llegar, y después de perdernos por la ciudad con el coche, como no podía ser de otra manera yendo yo al volante, por fin llegamos al destino...

El primero en recibirnos fue Corzo... que demostró su alegría saliendo a buscarnos al ascensor, en la puerta esperaba Abel, y Clau, evidentemente hacía lo propio en la cocina...

La verdad es que ha sido un fin de semana difícil de sintetizar en palabras... por el cariño, por la calidez no solo del recibimiento sino de cada minuto que allí hemos pasado... largas charlas de casi cualquier tema... de la vida, de Cuba y su historia, que no es la misma que nos cuentan, que la que se vive... de comida, de postres, de costumbres... de amistad de esperanzas y sueños... de administraciones públicas y su increible desconocimiento de la realidad... de universidades y sus estraños intereses... de cosas buenas y no tan buenas... de todo lo que nos vino a la cabeza...

Paseamos por Salamanca, con un frío helador y diría casi infinito... pero con los mejores guías que uno puede imaginar... porque hablan de Salamanca como su ciudad, pero la describen con un cariño que es difícil pasar por alto... conocen cada detalle y te los van mostrando de a pocos para que te de tiempo de captarlos todos... tallados originales, la famosa rana, las distintas partes de la catedral, el jardín de Calisto y Melibea, las conchas, etc, etc...

También nos mostraron, los vinitos de la tierra, así como sus tapas y el calor de sus bares... pero sin duda, de todo el fin de semana, me quedo con la calidez de su casa... sin que esta tenga nada que ver con la temperatura real... sino más bien, con la que sus habitantes te hacen sentir, y que esa no hay radiador ni calefacción que la sustituya...

Miles de gracias, a los 3, por la hospitalidad y por el cariño... gracias por estar y por ser...