27 de febrero de 2011

Ibex35

Creo que ninguno de nosotros, en la vida, hemos sabido tanto de economía... del Ibex35, de especulaciones y miedos, y de altas rentabilidades... 

Ahora es lo que manda, o quizá siempre mandó pero nunca nos enteramos... en mi modesto entender, hemos pasado de la burbuja inmobiliaria, a la burbuja del parqué... ahora mandan ellos, de la forma más descarada posible... si tienen hambre, nos suben los impuestos para que ellos tengan su pieza... si tienen sed, nos bajan los sueldos, para calmársela... 

Todas las decisiones pasan por sus pies, y rodilla en tierra, los gobiernos ceden sus intereses al mejor postor, o al que esté más dispuesto a pagar su sueldo, o a subvencionar su endeudamiento... 

Y lo hacen sin rechistar, planteando las medidas como irreversibles... las politicas sociales no son sostenibles, porque el señor Ibex no lo considera oportuno... porque si vivimos mejor, igual nos da por independizarnos... quien sabe... 

El caso es que sea como sea, la política ya no es la que decide... ahora son las grandes entidades las que supervisan la acción política... insisto, quizá siempre lo hicieron pero ahora ya no necesitan esconderse...

Y detrás de grandes miserias humanas, de grandes historias de desamparo y desolación, se esconden las grandes fortunas de los banqueros, que se adueñan de casas y deudas, sin rubor alguno y además, afirmando que eso no les viene bien... que les supone perdidas... pero sus cuentas siguen engordando, y sus grifos cerrados a cal y canto... pero los gobiernos les rescatan para que no se hundan, mientras la gente lleva los cinturones al zapatero para que les haga otro nuevo agujero que les permita apretar un poco más... 

Da miedo entender de economía... porque uno entiende lo pequeños e insignificantes que somos... y aun da más miedo entender de política, de lo que se entiende ahora por política, porque eso nos hace conscientes, de que esto solo fue el principio... 

1 comentario:

Ladrón de Guevara dijo...

Cuanta razón tienen tus palabras. Hemos asistido a la muerte del Estado político en favor del Estado de las Multinacionalidades. Ahora manda el mercado con sus leyes y sus "derechos sociales" que en realidad son convenios de pseudoesclavitud.

En cualquier caso, muchos son los que cubren sus ojos bajo velos de necesidad para no ver que la realidad no se llama CRISIS, sino OPORTUNIDAD, ENGAÑO, JUGADA de quienes mueven los hilos para poder ordenarnos a voluntad.

Gracias, como siempre, por las crónicas.

Cuídate.