9 de enero de 2009

Ojala

Ojala...

Silvio habla de la palabra precisa... y yo me pregunto si existe... si hay alguna palabra que se pueda decir cuando la intransigencia se sube a los lomos de un tanque... o cuando las bombas caen... no sé si hay palabras para eso...

No sé, si se les puede pedir algo más a esa gente que no sea odio y ganas de venganza... yo, no tengo capacidad moral, para decirles que salgan de esas ruinas, que entierren a sus muertos y que perdonen... que perdonen la soberbia israelí... que les concedan un perdón, que no se si se merece nadie... porque no se si se puede perdonar a un pueblo por querer aplastar a otro... el asesinato... eso es, a mi entender... un asesinato masivo y premeditado...

Niños, mujeres... los medios de comunicación se ceban en eso... como si los hombres, tuvieran licencia para morir sin constar en ninguna parte... sin que a nadie le importe... sin que nadie tenga los cojones de poner ganas de verdad en detener la locura... no interesa... el pueblo israelí, es demasiado poderoso como para tenerlo por enemigo... la hipocresia de la diplomacia, imagino... el pueblo palestino no puede competir en ese terreno...

Lo peor de esto, es lo peor de las guerras... pagan los que menos culpa tienen... sufren las consecuencias los que menos decisión tienen... los que no pueden elegir donde morir o a manos de quien...

Los atentados suicidas volverán, y morirán más inocentes... importa poco el bando del que sean... serán victimas... como los centenares de palestinos que han caido...

La ONU, pide un alto el fuego, que todos ignoran... y yo me pregunto, que coño es la ONU, y para que está... que las naciones, tienen poco de unidas, y demasiado de ambiciosas...

Y mientras, las bombas seguirán cayendo... personas, seguirán muriendo, dejando familiares heridos de rencor... mientras, los dirigentes, se seguirán sentando en sus grandes butacas para decidir el futuro de sus "pueblos", sin ni si quiera mirarlos a los ojos...

2 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

Lo único que funcionaría en este mundo es un bloqueo económico -parece que el mundo sólo entiende de eso ultimamente- Pero en cambio. Vedemos armas a Israel y no hacemos nada para pararlo más que unas frases politicamente correctas.

Lo más triste de todo, es que Palerstina no perdonará, y detro de unos años tendremos que pedirles lo que ahora le pedimos a Israel.

CARMEN dijo...

Me alegra saber que todo se va solucionando, y que las cosas te van funcionando mejor.
También sentimos mucho Pepe y yo no poderte ver en Madrid, pero lo entendemos.
Un beso bien fuerte, y cuando quieras me cuentas.