11 de enero de 2009

Marwan

Es una sensación rara... increiblemente grande y emocionante, pero, rara al final...

Hace algunos años, asistí como cada año, a la fiesta del PCE... me enteré de que él tocaba allí en una especie de festival o algo así, no lo recuerdo, la verdad... me colé entre la gente, me senté en el suelo, y abrí las orejas como si no hubieran escuchado nada hasta ese día... se presentó a si mismo y cantó...

Ese día, me atrapó... no sabría explicar porqué, pero ocurrió... me ganó el alma... quizá porque logró poner firme mi piel con apenas unos acordes... tal vez, porque aquella canción, me resultó tan hermosa que sentí la necesidad de escuchar algo más...y esa sensación, no me ha abandonado a día de hoy...

Desde entonces, son muchos los conciertos... muchas las huidas detrás de sus pasos... llegamos a Cadiz tras ellos... es cierto, han cambiado las compañías y muchas de las cosas o personas que me rodean, pero... él sigue firme ahí, dando con canciones sentido a ciertos días que parecen no tenerlo...

El paracaidas, me ayudó a amortiguar el golpe... me calmó y me avivó las heridas por partes iguales... me dolió y curó ... jamás nada me había dolido tanto... jamás, una canción me había dado tanto...

Gigante, se subió a mi espalda... la primera vez que la oí, recuerdo que renegué de que aquello existiera... meses después la estaba tarareando entre mimos... para ahora, ser consciente, de que forma parte de nosotros y de lo nuestro...

Conciertos en los que al terminar, te duele la piel, y notas los sentidos disparados... en los que no sabes como va a ser, pero... desde que empiezan, sabes que será... vi a su padre y a su madre mirarse, con el orgullo en las pupilas... oi su voz al decir que no volvieron a Nicaragua, y esa especie de duelo en aquellas palabras... le oí gritar por la segunda copa del Barça, y aun siendo una merengona, no pude evitar sonreir...

Es raro... sentir que una forma parte de algún modo de algo que va creciendo... leer mi nombre en el disco, disparó mi ego por las nubes... pero no puedo evitar ser consciente de que la espiral se va agrandando... que el niño, ya no es un niño... que se está haciendo muy grande... y yo, no puedo evitar estas putas lagrimas al entender que se escapa de las manos...

Quizá no es tristeza... sé, que no es tristeza... es un orgullo extraño... es una sobrecarga emocional... tantos recuerdos, tantos momentos... es quererle... y verle alejarse de algún modo... porque está creciendo... porque ya es gigante... porque el trapecio, sigue subiendo... y le sientan bien los focos al cabron... le sienta bien el escenario... normal, no?... por algo, es un Artista...

(Y yo, leyendo el texto... una cronista, venida a menos... )



6 comentarios:

nosoyrecomendable dijo...

joder!!!! yo que ando siendo piedra últimamente .... que vi el video que ha inspirado todo esto en directo y me comporté como una grupi contenida .... que ni siento ni padezco ya .... te leo y me entra la moñería ....


es orgullo .... es gigante!



y se le quiere, qué coño .... porque significa mucho ....


y tu eres la leche!!!



no te pierdas mucho, que se te extraña ....



muÁ

Ladrón de Guevara dijo...

Quizá no sea como a tí, pero la verdad es que comparto cierta parte de mi vida con este artista.

Fue una amiga quien le descubrió y me enseño sus canciones. Y yo desbubrí en ella la necesidad de besarla, de retenerla entre mis brazos hasta que muera el mundo.

Desde que empezó su música en mis oidos, no he parado de crecer a su lado, junto a la persona que comparte conmigo cada verso que sale de un acorde estirado en su guitarra.

No le conozco como desearía. Pero estoy seguro de que en su música irá ligada en gran parte mi vida.

Un saludo.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Pues fue gracias a vos por quien conocí su música, y me muero de ganas de ir a un concierto suyo. Ya te avisaré.
Saludos y salud

Travis Bickle dijo...

te admiro cuñada ... escribes como hablas ... muy bien .. espero un domingo de risas y canciones .

Xampi82 dijo...

Es curioso como llega Marwan (y otros) hasta nosotros. A mi me llegó por una breve referencia en un post del fotolog. Y ahí que fui tirando y tirando de youtube, del blog, de la web... Hasta que lo vi en Galileo en una pequeña colaboración.

Ahora espero verlo en una actuación y, quien sabe, quizá algún día poder charlar con el y bromear de futbol por tener el equipo que tiene o de chicas y de amores imposibles...

En fin, que vale la pena a veces tirar del hilo, la madeja nos puede gustar mucho.

Saludos!

K@ri.- dijo...

lo descubri hace muy poco tiempo y no dejo de sorprenderme, cuanto mas escucho mas hago mias esas letras!
abrazos de este lado de la orilla
besos