25 de diciembre de 2008

Casi un año

Quizá si me pierdo en las canciones... vuelva a las viejas costumbres y recupere esa sensación de vaciar el alma...



Encerrada en el estudio, rebusco entre las estrofas de esas canciones que nunca se separan de mí... recuerdo una semana santa, y entre besos y dulzuras, mis labios tarareaban cada estrofa... "y todo lo demás, pasa de largo y no es importante... y... todo lo que hay, entre tu y yo es tan bonito es gigante..."... y pensandolo, creo que no tenía ni idea de lo grande que podía llegar a ser... Y aun ahora... cuando suenan esas notas... nos buscamos, y entre sonrisas, nos damos cuenta que la canción cada día tiene más sentido... "tu boca está llevandose de viaje a mis heridas..." y si no fuera por eso, quizá habría llegado a desangrarme en estos meses...



"Vaya par de despistados hemos ido a tropezar... yo te invito a que te quedes, tu me invitas a buscar... y yo con tal de estar contigo... de verdad que me da igual..."... y ahí andamos... buscando... cogidos de la mano, o sueltos... importa poco, porque al final, .. "mejor despiertan juntos y descalzos nuestros pies..." aunque ya sabes... yo soy una maniática de los calcetines...



Y mi acostumbrado mal humor, se echa a dormir... quizá porque no necesito esconder nada... "azul... lineas en el mar", no se si en el de su espalda, o en el del principio de su cuello... pero si tengo claro que es azul... "no esperaba jamas... y no espera si no es por tí... nunca la oyes hablar... solo habla contigo y nadie más... nada puede sufrir, que el no sepa solucionar..." y lo hace... cada día... en el refugio de un pequeño cuarto en el que a duras penas entra la cama y las mesitas de noche... ahí, conjura cada uno de mis miedos, y ejerciendo de almohada, consigue que el mundo entero, firme una tregua...

No hay comentarios: