24 de diciembre de 2008

Tiempos de recuento...

Nunca tengo claro, si se trata de recuento, o recuerdo... tampoco importa...



Todos los libros, recordarán el 2008 como el año de la crisis, el año que se eligió un Presidente negro en el imperio que dice gobernar el mundo... (para mi lo triste es que en el s.XXI eso sea una novedad)



Se recordarán frases míticas, como el we can... y otras no tan dignas... se recordará que en España, estuvo a punto de haber justicia, pero se prefirió un poco más de silencio... que los muertos, fusilados, y desamparados de la dictadura franquista, seguirán sin descansar en paz, porque se prefiere seguir mirando hacia otro lado...



En la memoria de muchos seguirá la pequeña Mariluz, y la multa de 1500 euros que empaña el concepto que todos tenemos de justicia en nuestras cabezas... Decenas de muertas a manos de sus asesinos, ya que finalmente ese es el unico lazo que les une... que las ordenes de alejamiento siguen siendo una utopía...



Pero imagino que en mi egoismo, todas esas noticias, quedan en un plano distinto... el plano distante con el que a veces vemos el mundo, un mundo que nos pilla algo lejano, y sobre el que a duras penas tenemos poder de decisión...



Para mí ha sido un año de cambios, de ilusión y decepción a partes iguales... de entender el egoismo en personas que pensabas carecían de él... de entender que la vista del ombligo propio, para algunos, eclipsa el resto del mundo... de entender el fin de las que yo creía interminables confidencias... de ver desaparecer la amistad entre las palmas de mis manos... soy consciente de que tengo mi parte de culpa... los silencios, hay a quien le dicen poco, y necesita palabras para comprender... hay, imagino, quien necesita que le recuerdes que los espacios han de respetarse... que las promesas han de estar dispuestas a ser cumplidas antes de pronunciarse... que las mentiras tienen las patas muy cortas... que para menospreciar a los demás, no es necesario insultarles, sino que vale con echarles de tu lado... que las disculpas, está bien que se acepten, pero también han de pedirse...


Ha sido un final de año, lleno de miedos y abogados... para alguien que cree por encima de todo en la palabra del ser humano, entender que no solo se necesita la palabra, sino también un buen abogado, es duro de aceptar...



Pero el año termina, y yo sinceramente lo agradezco... el año nuevo nos verá en otra casa (casa que por cierto aun no tenemos... ese es el último vistazo a su ombligo...), sin más compañía que nosotros mismos...

La ilusión porque llegue ese momento, me llena la copa esta navidad... sin duda el 2009, vendrá cargado de calma... por fin podré decir que llego a casa... dejaré de esperar en el coche para echar fuerzas para entrar...

El 2009 será el nuestro... sin tener que pensar en si a los demás, les parece bien la idea...

5 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

El 2009 será, cuanto menos, el año por escribir a nuestra manera. Hay que brindar por ello.

Lo pasado, lo futuro.

Un saludo.

yo mismo dijo...

pues entonces, pensemos en lo que nos llena la copa y olvidemos (o al menos apartemos) lo que nos agrie la cena. para mí 2008 ha sido también un año de blancos y negros, pero es que al final, 365 dan para demasiadas cosas. y encima este año ha tenido un día más...

en fin, que espero que este sea nuestro año, el año en que muchos más se den cuenta de que otro mundo es posible, de que el hombre es capaz de cambiar aunque sólo sea un poco este lugar en el que vivimos. y nosotros seguiremos escribiendo para ello, para recordar, para avanzar.

feliz año :)

un besito.

DEIVID dijo...

seguro que el 2009 nos deparará muchas cosas bonitas...

Reencuentros...

Viejas canciones...

algunas nuevas...

Sin lugar a duda:

"Lo mejor esta aún por llegar"

Un besazo

Earendil dijo...

Ojalá el 2009 nos cambie a todas las personas a mejor...

Ojalá tu nuevo hogar te colme de felicidad...

Brindo por ello, amiga !

Arrivederci !

Álvaro Dorian Grey dijo...

El 2009 será nuestro... me ha gustado, a por él.
saludos y salud