5 de octubre de 2008

Marwan

Despues de empezar como mil veces esto, quizá con ayuda del Artista, encuentre algunas palabras, que por mi misma, no soy capaz de pronunciar...

Es cierto, quizá estemos como una regadera, pero las aceras cargadas de flores, son mucho más fáciles de pasear... y si él se subió al escenario con algo de tristeza, no faltarán gargantas, dispuestas a devolver lo que en tantas ocasiones él nos ha regalado a nosotros...

Hacer del café Libertad una burbuja, en la que el resto del mundo desaparece, y sólo quedamos nosotros y la música aleteando a nuestro alrededor... hasta la tristeza se disfraza de algo distinto... quizá porque se multiplican las manos dispuestas a sostenernos.... quizá, porque la música, es el mejor de los salvavidas, y si ésta, llega de su garganta, se vuelve una especie de Isla en la que olvidar cualquier naufragio...

Sólo me da pena una cosa... no saber contarlo mejor...

Porque no tengo claro cómo se cuenta sin quedarse corto, algo que resulta tan grande... y la vida real, quizá la fabricamos nosotros... y un Lunes como aquel, no se si es un Domingo, o una semana de vacaciones... y sí, damos la vuelta al mundo sin complicaciones, porque es nuestro, él, nos lo regaló...

Y sonó el paracaidas, y no sé como explicar, lo que significa esa canción... lo que significa que ya no duela... las lágrimas de otros conciertos, ahora son manos que se aprietan... dudo que jamás sea capaz de explicarle, que aquellos acordes, en parte, fueron mi paracaidas... y me agarré a cada estrofa a dos manos, buscando callejones por los que volver a latir sin desangrarme.... y ahora, las lágrimas del pasado se vuelven una amplia sonrisa... porque latí...

Y vivir un concierto de esa otra manera... sin echarle de menos... y en el bolsillo interior, lo que encontré fueron sus ojos... su amplia sonrisa y su brazo para sujetarme cuando la puta vida amenaza con una zancadilla... y para seguir queriendonos, y soportar el invierno, sin duda, los botones de Jose, son el mejor de los abrigos... y sí, se dejó convencer... y le miro... y me pregunto si será un sueño... y no tengo la respuesta, pero, si sé que me niego a despertarme...

Marwan, afirma que le vamos mitigando la tristeza... y respondemos cantando un poco más alto... para terminar de auyentarla... y los coros, nos pertenecen... y estamos rompiendo los malos sueños... porque, pensar a veces, no es la solución... y mi alma, resulta que con sus besos, no sólo consiguió empatar, sino que va ganando de goleada... quizá por eso, ahora canto de otra manera... porque la inspiración, también asistió al concierto... y si hace falta, le ponemos unas ruedas a la mochila de la infancia, para que no cueste tanto moverla...

Y suena Gigante... y entonces sí que se para el mundo... porque esa canción, no es sólo una canción... esa canción, hace meses, fue susurrada al oido, entre besos y caricias... esa canción, desde hace meses, es compañera de viaje... esa canción, a veces dolía, cuando 700 km, marcaban las distancias... esa canción, ahora, es un beso que nos demuestra que es cierto... que, "todo lo demás, pasa de largo y no es importante y... todo lo que hay entre tu y yo es tan bonito es gigante... y todo lo demás, es tan pequeño, es insignificante y ... todo lo que hay entre tu y yo, es tan bonito es gigante" y la manzana, la muerdo cada noche... y como no besarnos...

Y el artista, descubrió el beso... y a mi que no me gusta llamar la atención, imagino que agradecí la oscuridad del Café, para que no se vieran los colores de mis mejillas...

No me canso de darle las gracias... por cada acorde, por cada concierto, por este disco, por los agradecimientos (me queda grande)... por el trato... Gracias... porque el mundo resulta más habitable cuando suena de fondo cada uno de sus sueños de escenario...

Y no sé si tengo derecho a esto, pero... si no doy mi opinión, no me quedaré agusto... me gustaban más antes... los suspiros de las fotos, quizá nadie los veía, pero... se volvieron una caricia, de esas que dejan marcas en el alma... de esas que al oirlas, vuelves a sentir lo que te despertaron la primera vez... pero me sonó demasiado distinta... quizá es que soy un poco animal de habitos, y esa es muy habitual... Y Damien, imagino que debía cambiar, pero... me ocurre algo parecido con ella... me suena desconocida...

No puedo terminar sin gritar, que la canción para la madre de la criatura, cada vez me resulta más impresionante... que es ternura en vena... que al escucharla no se puede evitar imaginar el orgullo en los ojos de esa mujer... la satisfacción de ser consciente de que los hijos no traen manual debajo del brazo, pero que si un hijo es capaz de expresar esas cosas, es señal de que ni falta la hizo...

El concierto terminó, dejando un sabor de boca dulce... la tristeza de Marwan, había sido aplacada, y nos fuimos con la sensación de haberle devuelto parte de lo que él nos regala cada día... tal vez es que no se trata sólo de música, sino de una forma de entender el mundo, ese pequeño mundo que en cada concierto se crea... ese gran mundo que siempre, nos invita a recorrer el camino de regreso...



6 comentarios:

nosoyrecomendable dijo...

pues que te voy a decir, hija mía .... que como siempre pone los pelos de punta .... y como siempre le encantará .... y por eso agradece como cada uno merece ....


sabía sin verlo de quién era el beso .... esa burbuja es quizá algo pequeña, pero y lo agustito que se está en ella?



y bueno ... los cambios .... en fin! ... no diré nada ....



besos wapa y a ver si nos vemos en otro ....


muÁ

lunazul dijo...

No te preocupes tanto por las palabras para expresar una crónica, no te disculpes por creer que no sabes contarlo mejor. Lo expresaste como siempre sabes hacerlo, redondo.

Qué tendrá la música, que nos hunde o nos eleva con un sólo acorde.. Alimento para el alma, sin duda. Y si hablamos de Marwan, y de sus letras, de sus melodías.. uff!

Un abrazo muy fuerte, nenita. Qué grande saber que las manos que te sujetan ahora son las suyas. Creo que sabes lo que me alegro :)

Anónimo dijo...

Había oido muchas veces lo especiales que son los conciertos en el Libertad...Y ciertamente fue especial...Por el lugar, por las canciones de Marwan...Pero sobretodo porque estabas tú allí...

Te quiero mi miña...

eva dijo...

marwan .........
maravillosos sus conciertos.

Besitos

Paseando por tu nube dijo...

La verdad, no sé si el concierto fué tan espectacular, pero tú, con tu descripción has conseguido erizarme el vello, y seguro que es porque así lo viviste.
Un beso cielo

Álvaro Dorian Grey dijo...

Y próximamente vienen dos casi seguidos en los madriles...
saludos y salud