15 de mayo de 2008

Porque hoy es su día...

Y yo que le debo tantas cosas...


Ya no es sólo música... es otra cosa que voy a intentar explicar...




La noche se llenará de luces, de juegos, de bromas... la noche será un acorde acompasado de esos que mecen la conciencia... serán nervios por ambas partes... porque él presenta su nuevo sueño de escenario... porque el público estrenará algún delirio, porque se subirán al trapecio que Marwan les presenta...



Y se comprarán el impermeable contra la desolación... y la noche le quitará los botones a la rutina, y desnudará el alma de todo el que abra las orejas del alma...

Y no, no estaré... quizá por eso esta crónica adelantada... porque es de esos acontecimientos que de antemano sabes cómo de grandes seran, aunque la imaginación no de como para describir tantos recodos... callejones en los que esconderse o hacerse grande... según a él se le ocurra... porque le cambiará de ropa a la pena, a ver si la muy puta se acuerda, que hoy, sin duda, le toca sonreir... y eso es lo que toca... con una sonrisa amplia, segura, confiada... porque es una apuesta segura, la de la emocionalidad a flor de piel, la de poner el alma en las yemas de los dedos y en los ojos, para poder acariciar el mundo...


Y como siempre, quedan muchas cosas en el tintero... porque le debo muchas cosas en distintas épocas de mi vida... porque durante meses, su paracaidas, fue mi válvula de escape... porque le puso voz a lo que ni yo era capaz de expresar... porque me perdí muchas veces sin saber si quiera donde buscarme... porque regresé a una adolescencia perdida con la esperanza de que ella me hiciera olvidar... porque me sigue pareciendo increible poder expresar todo lo que esa canción dibuja... porque el vacío que uno siente al romperse el alma, es justo lo que describe... porque lloré muchas veces al escucharla... porque rompí por dentro, y creo que esa es la única forma de poder recomponerse después... y esa canción suena grande... o mejor dicho, será que Marwan subido al escenario se vuelve un gran paracaidas en el que sujetarse...


Y la dulzura, hará acto de presencia... y sin empalagar, comprará un viaje al centro de las almas de los que escuchen... porque lo hace con cada acorde... porque ayudará a cupido, cargado de manzanas... y los ojos se cerrarán, y la vida de cada uno, diferente y con matices, pero con la música, se unirán en un pensamiento muy parecido... porque todos hemos entendido en algún momento, que la primavera dura mucho más al borde de su espalda... pensamientos que sobrevolarán una sala abarrotada de soñadores, que por una noche, se permiten el lujo de soñar juntos...


Y el trapecio dibujará en el aire la ilusión, y de alguna manera, todos queremos subirnos... tal vez porque lo sentimos como un poco propio... tal vez, porque visto desde él, entenderemos como de Gigante puede llegar a ser este chico...



Esta noche, en Galileo Galilei, a las 21:30, los sueños tienen una cita... todo el que pueda, no debería perdérselo... estoy segura, de que repetireis...







2 comentarios:

eva dijo...

yo tampoco estaré ahi con él, estaré de corazón con él y todos sus freakies-fans y en cuanto pueda pedir su cd lo haré corriendo. Ambas sabemos que será un gran concierto, a ver si puedo verlo por la pagina de galileo
un beso

CARMEN dijo...

Una verdadera lástima, tal y como nos lo cuentas, que te lo pierdas.
Si te sirve de consuelo, que creo que no, yo tampoco estaré.
Un besito y mucha resignación.