13 de mayo de 2008

Parque de la memoria

Podría centrarme en las lágrimas que se me escaparon al ver el mínimo reportaje que se emitió el otro día en televisión al respecto de ese parque, inaugurado en Sartaguda, pueblo conocido como "el pueblo de las viudas"... podría, pero...

No puedo centrarme en eso, porque me dejaría muchos sentimientos fuera de tantas palabras... dejaría por los márgenes, orgullo, un orgullo y una emoción, que es difícil de explicar...

Estoy cansada de oir que la memoria histórica es "rencor" o ganas de venganza... estoy muy cansada de escuchar ese argumento... así como el de que es mejor dejar las cosas como están... porque eso no es sano para ninguna sociedad y la nuestra, no es la excepción...

Personalmente, hubo varios detalles del reportaje que me impactaron... posiblemente el que más me marcó, no fuera el hecho en sí, sino los testimonios... escuchar a familiares de aquellas víctimas (recuerdo que eso son los fusilados, victimas... ), argumentando, que no es rencor lo que sienten, que no son ganas de venganza, ni si quiera ganas de ajusticiar... no... lo que sienten es una deuda con su memoria, con la memoria de los asesinados... que dejen de ser proscritos, fantasmas, nombres incómodos que nadie quiere pronunciar... y que logren de una vez no la dignidad de los heroes, sino la de las personas...

No vi rencor, ni odio, ni venganza en los ojos de ninguno de ellos... ni si quiera oí una sola doctrina ideológica... simplemente es dignidad, respeto... porque no son fantasmas, sino fusilados en un atroz GOLPE DE ESTADO...

Una mujer afirmaba que allí no hubo guerra civil, porque no dio tiempo... porque allí llegaron y fusilaron... y terminaba su locución, afirmando, que las más grandes, fueron su abuela y su madre, que a pesar de ser viuda y huérfana respectivamente de un fusilado, nunca la inculcaron odio, ni rencor... eso, he de confesar que me anudó la garganta... porque, lo siento... pero yo si odiaría... aunque para ser sincera no estoy orgullosa de esa certeza... quizá fue el detalle que más me marcó de la película de las 13 rosas, la carta al niño... no guardes rencor, porque los hombres buenos no guardan rencor, y tu has de ser un hombre bueno, como lo fue tu padre... creo que no olvidaré aquella frase...

Otro testigo, afirmaba, que no se trataba de revanchismo, ni mucho menos... sino de respeto... que es muy distinto...

No entiendo porqué hiere tanto el querer recuperar la memoria, es algo que se me escapa... más allá de los crímenes de guerra, que muchos de ellos (todos sabemos cuales), fueron juzgados y sentenciados en el franquismo, hubo muchos crímenes impunes... y son las víctimas las que están ocultas aun pasados más de 40 años... no se trata de juzgar a los ciminales, sino de demostrar respeto y consideración con las víctimas.

Creo que nunca llegaré a entenderlo, como tantas otras cosas... dicen que en la recuperación de la memoria, hay rencor... para mi modo de ver, lo realmente rencoroso, es el olvido...

1 comentario:

Álvaro Dorian Grey dijo...

Yo me he sentido muchas veces así, e incluso he tenido que explicar que el golpe de estado fue el que dió un general muy poco militar y no cuando se cambió de gobierno un 14 de abril.
Aunque tarde, poco a poco vamos llegando, lo triste es que, en el camino, vamos dejando viudas, hijos o abuelos sin darles las gracias.
Saludos y salud