21 de abril de 2008

Noticia... por llamarlo algo

Una mujer, tiene a su hijo de 19 años enchufado a una máquina que le mantiene vivo... se muere, sin remedio... su corazón no da más de sí... no aguanta, no quiere, no puede...



La mujer recibe una llamada... supuestamente de una doctora... le ofrece una solución... un corazón... un transplante... pero, hay que pagar tramites, historias, cosas... huele mal, pero imagino que la desesperación, nos hace más limitados en muchos aspectos... uno se concentra tanto en ser fuerte, en seguir luchando, que olvida prestar atención a los avisos coherentes y sensatos... al menos en parte...



Todo tiene un precio, o eso dicen... 10.000 euros son los que le pueden salvar...

Evidentemente es una estafa... la mujer sospecha algo, consulta al médico que está tratando a su hijo...

Y yo pienso... como puede NADIE, jugar así con los sentimientos extremos de otra persona... como por dinero, NADIE, es capaz de destrozar emocionalmente a otro...

No entiendo que exista gente así, sin escrúpulos, sin vergüenza, sin sentimiento alguno en mitad del pecho... salvo avaricia...

Que triste coño... que triste... porque una piensa que le deparará la ley... y el asunto se vuelve aun más triste... porque ¿quien cuantifica el daño?... el daño solo son los 10.000 euros???... y la tortura emocional?... y la decepción?... y el dolor causado?... eso, como mierda se mide... quien lo mide... mejor no pensarlo... le caerán 2 años, a lo sumo... una multa ejemplarizante, y todos contentos... todos, menos la justicia, que una vez más se pondrá la venda, en lugar de en los ojos, en mitad del alma...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Nenita, tienes algo que cumplir y me juego un café a que no has movido un dedo...jajajaja.
Besitos.
María.