16 de abril de 2008

Fin de semana de conjuros...

Quizá porque eso quiero... conjurar a las meigas para que la vida de tregua, de margen... para que esta etapa que vivimos ahora, dure mucho tiempo... porque no os imaginais lo feliz que me hace sentir... porque esto si que es cambiar el mundo...

O acaso no se cambia el mundo real, cambiando aquello que te rodea... buscando callejones por los que regalar sonrisas y complicidad a diestro y siniestro... el mundo se cambia con actitud... y nosotros tenemos de sobra...

El que viene nuevo, se sorprende... porque siempre tiene hueco... sólo es necesario un poco de su parte... ser compinche de travesuras infantiles... de unas sevillanas a capela por las calles de Cadiz... de un corro de Rugby en mitad de una playa llena de gente y con los ojos abiertos como platos... y las risas se escapan por todos lados... que bastantes lágrimas escupen los periódicos como para colaborarles nosotros...

Y si hay que pasear se pasea, y cada uno es libre para ir donde le plazca... así siempre se tiene la certeza de que los que están, están porque es lo que quieren... y Cadiz da tanto juego...

Y los vecinos de apartamento, son tan bien avenidos que da gusto... los buenos días, el cafetito... aunque hubiera que llevar cubiertos, tazas y enseres de un apartamento al otro... aunque la cafetera perdiera fuelle... aunque las cucharillas para remover el azucar fueran compartidas...

Abrazos, mimos y besos... no es ñoñería, es cariño... porqué no dejarlo salir, si los gilipollas salen tan facil... porqué no dejar salir igual de facil lo bueno... no lo entenderé...

Y no es un sueño, somos nosotros...

Y no estamos todos, pero... en cierta manera si que lo estamos... porque siempre estamos...














1 comentario:

Anónimo dijo...

Es una suerte poder compartir tantas cosas con gente cómo vosotros...AMISTAD CON MAYUSCULAS...

Todos mi niña...