30 de enero de 2008

Feliz feliz en su día...

Hoy es su cumpleaños... estaba claro que caería... entre muchas cosas, una carta...



Disculpe lo primero que no le trate de alteza, y que no incline ni leve, ni bruscamente la cabeza... o no lo disculpe, no sé... no me gusta su puesto, no me gustan sus funciones, no me gusta su sueldo, y menos aún, este exceso de marketing al que nos someten en los últimos tiempos...

Nos invaden en las noticias sus bondades para con el pueblo... permitame, pero me gusta más el término ciudadanos... me parece menos despectivo... nos cuentan lo campechano que es, a imitación de su padre... el patrón... nos cuentan lo tiernamente que mira a sus hijas, y lo cómplice que es con su mujer... disculpe, que eso me importe tirando a poco... por no decir nada... yo más bien me pregunto que hace para ganarse el sueldo, y también, aquello de porqué usted... lo de la designación divina, y la sangre azul, no me cierra...

La verdad es que tampoco tengo mucho que decirle... salvo que me parece algo prehistórico mantener un trono y a toda la familia que viene detrás... que me parece obsoleta la monarquía... que me huele a rancio tanto palacio y palacete... que no me gustan los poderes supremos ni los que no se pueden cambiar... que no me gustan las imposiciones, y mucho menos, que me vendan la moto... disculpeme, pero... a usted nos los están vendiendo, y además, de mala manera...

No se si es su culpa, tampoco me preocupa, pero el hecho es que resulta agobiante tener que presenciar tantas pruebas que le hacen parecer un "ciudadano" más... cuando no lo es, pues tiene privilegios que el resto de ciudadanos, no tienen... junto al termino Rey, Reina, etc... aparecen terminos como "pueblo", "subdito", y un largo etc de adjetivos que no hacen otra cosa sino dejar patente las diferencias, entre la sangre azul, y la del resto de "mortales"...

Me resulta indignante tener que escuchar como los medios de comunicación tratan noticias como la vuelta al trabajo de Dª Leticia estando embarazada, cuando afirmaban que compaginaba perfectamente y con mucho esfuerzo la vida profesional con la familiar... Señor mío, no nos vacilen encima... que esos problemas los tiene, "el pueblo", como ustedes lo definen... y me resulta absurdo que un pais en el que se supone que la constitucion afirma la igualdad de todos, se aplaudan unas diferencias tan escandalosas y arbritrarias...

En fin, que hoy que cumple años, pues yo le regalo mis verdades (solo son mías), no le juzgo como persona, no le conozco... pero discrepo de su puesto, porque creo que lo normal es demostrar que se está capacitado para un cargo, antes de llevarlo a buen puerto, no que uno nazca para un puesto, y no tenga que demostrar nada... creo básica la posibilidad de retirarle del mismo si no lo desempeña como debe, y eso tampoco lo tenemos, aunque quizá es que ¿es suficiente con demostrar lo campechano, accesible y familiar que es para estar capacitado?.......

Sin comentarios...

1 comentario:

CARMEN dijo...

Buena reflexión Bea. La comparto totalmente.
Permiteme que diga: Esta es mi chica!.
Un beso bien fuerte.