20 de octubre de 2007

Hoy el mundo cambiará

No siempre se eligen las derrotas... pero no importa...

Estoy a punto de cumplir los 29... apenas quedan unos días, y cambiará uno de los números del casillero de mi dni caducado... y a grandes rasgos, soy lo que quiero ser, pienso lo que quiero pensar, me duelen las cosas que me importan, y las que no, apenas consiguen despeinarme...

A punto de abandonar los 28, descubro que el que no me quiera, no me tendrá... que el que me quiera, sabrá encontrarme y que del resto, sabré escaparme...

Que lloro, tengo el don de la ternura, a pesar de esconderlo en este vocabulario vallekano, y ese aire chulesco de "no pasarán"... el que sabe mirar, lo encuentra, y el resto, no merecen llegar a verlo y se ganan a pulso mis dardos...

Que el orgullo, debería sentirlo el que es fiel a si mismo, el que es fiel a los suyos y al menos, intenta entenderlos... que el orgullo, no lo dictan las banderas... lo dictan sentimientos que no tienen ni entienden de colores...

Tengo el orgullo de poder mirar de frente a todos... porque jamás pisé a nadie, jamás me aventajé de los demás pasando por encima suyo... que prefiero ser segunda si para ganar tengo que hundir al primero... que no me importa el ranking de llegada, pero sí, el diario de a bordo del viaje...

Y que le voy a hacer, si soy así... y al que le valga el puto mundo que nos rodea, que se sirva el mismo..... es lo que hubo con 28 y con 29 espero que cambien pocas cosas...

Hoy, hablé con él... está feliz, borracho, no se si de alcohol, o de compañerismo militar... logró la vida que quería... encontró su sitio... y yo descubrí que tengo que encontrar el mío...

6 comentarios:

Jose dijo...

A los veinti... muchos has confirmado casi todo lo que temias. Recientemente, abandone los 29 y cayeron los 30,fue como si lo hicieran todos de golpe. Cuando crees que ya no hay cabida para más sorpresas, que la vida no te puede deparar nada más, llegan y por costumbre son malas y te hacen tambalear. Te das cuenta, que es cierto, que hay un bando de perdedores y que formas parte de él.Por mucho que piensas, ya no se puede deshacer el camino recorrido, no puedes volver atrás, para no hacer ciertas cosas y cometer ciertos errores por los cuales hoy pagas con desilusión, desengaño, rabia e impotencia. Caminas sabiendo que no vas a encontrar una lámpara, de la que salga un genio y te conceda un sólo deseo.
Cada vez, hay menos espacio para la ternura, o se presta menos a mostrarse. Es dificil sobrevivir con la sensibilidad a flor de piel. Las personas que tienen o tenemos ese Don, como tu lo llamas, normalmente estamos muy solos y creo que sufrimos bastante más de lo deseable, me da la impresión que la gente no percibe el mundo y la vida como yo la percibo, nuestros ojos no miran la misma realidad.
A mis treinta otoños sigo pensando que yo tampoco he encontrado mi sitio.

Perdona por esta intromisión en tu blog, al que accedí a través del de Rodolfo Serrano que lo suelo visitar todos los días y nunca me atrevo a dejar nada. Leí tu texto de hoy, me gusto y me dio por escribir tonterias, es lo que ocurre cuando uno esta más sensible aún de lo habitual.

Pon una copa más.
Que la ginebra
nos salve del recuerdo.
(R.S.)

Saludos!
Pajaros en la cabeza...

Azul78 dijo...

No quiero pensar que por sentir, formo parte del bando de perdedores...

Primero porque finalmente, como dice el amigo, la única batalla que se pierde es la que se abandona, y al final... seguimos vivos... así pues, no abandonamos...

Segundo, porque no creo que en el fondo quisiera ser de otro modo... porque al final, resulta que me gusta ser así... porque todo sabe de otro modo si le echas un poquito de ternura...

Tercero, porque siempre aparece alguna lámpara, y como es costumbre lo dice la canción "sucede que a veces sin saber como ni cuando, algo te eriza la piel y te rescata del naufragio"... y ese erizado de piel, COMPENSA... porque sentirlo es estar vivo...

Cuarto, porque es cierto que no todo el mundo percibe el mundo así... pero hay quien si lo hace... y aparecen de repente, y se pegan a tí, y te demuestran que es posible cambiar muchas cosas...

Es cierto, el corazón anda un poco roto... pero no dejaré que eso me haga dejar de creer en el mundo... no, porque he encontrado gente que no me lo perdonaría... y creo que yo, en el fondo, tampoco...

Animo... e intromisión ninguna... cuando quieras, estás en tu casa...

Un saludo

Eduardo Cassano dijo...

En primer lugar, quiero felicitarte –creo que por anticipado- por tu cumpleaños. Yo cumplo los 28 en el próximo día 23, por lo que soy un año más pequeño que tú, aunque no sé muy bien si del mismo signo del zodiaco. Sinceramente, tampoco creo demasiado en eso, pero es un tema de conversación más entre dos desconocidos.

Yo también llego a través del enlace de Rodolfo Serrano, qué genio eh, qué cantidad de visitas he recibido yo también, aunque no tantos comentarios.

Te escribo para explicarte un poco mi forma de pensar, si no te importa. Creo que las derrotas se eligen siempre, aunque quizás no de forma consciente. También debo decirte, desde mi total ignorancia, que nunca hay que esperar que le encuentren a uno, sin más, y sobre lo de escaparse del resto… no sé muy bien qué decir, ni cuáles son tus preferencias, tus exigencias.

Un detalle: nunca esperes menos de lo que has recibido. Si con 28 tuviste poco, con 29 espera más, nunca menos.

Intuyo que has pasado por una mala experiencia sentimental. Él está feliz, o eso parece, genial. Ya no debes sentirte culpable por lo que pasó, sea lo que sea. Descubre ese sitio que está esperándote a ti también, olvídate del resto.

Es el mejor consejo que puedo darte. Piensa en ti, siempre, primero.

Azul78 dijo...

No me importa, se agradecen otros ojos...

Si me felicitas por anticipado, es más, eres el primero en hacerlo, gracias, por anticipado también, y sí, en efecto, creo que somos del mismo signo zodiacal.

No se si las derrotas se eligen o no, sé que si volviera a repetirse la historia, seguramente seguiría los mismos pasos... se que seguí el camino siendo consciente de lo que podía ocurrir, y aun así, no me arrepiento de ninguno de los pasos... eso me lo juré a mi misma hace años... actuar siempre movida por las emociones... ser siempre coherente con el corazón... para mi es el unico modo de serme fiel a mi misma...

Escapo, de aquello que no me hace bien... la vida me puso por el camino gente miserable... y por desgracia comprobé que eso, es como una gripe... una vez que está cerca, pasa de unos a otros, y eso, tengo claro que no lo quiero...

El pasado, me trajo un cuento... es cierto que duele ahora que terminó y nadie pronuncio aquello de "y fueron felices"... pero prefiero acordarme de lo feliz que fuí... de los felices que nos hicimos... aunque, el tiempo jugara en contra...

Gracias por el consejo, he de reconocer que ya me lo dieron en alguna ocasión... igual, tanto decírmelo, llego a convencerme de que sería cuestión de ponerlo en practica...

Un placer la visita

Un saludo

CARMEN dijo...

Bea, amiga ya sabes que es una suerte poder cumplir años.
De todo lo demás,no encuentro nada que poder decirte que no te halla dicho ya. Sabes que de lo malo se eprende y lo bueno se espera y cuando llega se disfruta y también se aprende. Tienes que quererte más de lo que te quieres, pero sin cambiar(que eres estupenda por dentro y por fuera). No se si conoces el dicho de que "sabe más el sabio por viejo que por sabio" y de eso se yo un rato, je je je.
Bueno nena paciencia que esto de los sentimientos es dificil, pero no imposible.Se fuerte, tu puedes.
Recuerda el Martes nos vemos en tu ciudad y hablamos.....
La próxima huida en Valencia.
Besitos.

Cambalache dijo...

Bonitas reflexiones. Enhorabuena por saber expresarlas y, sobre todo, por sentirlas