18 de febrero de 2017

Mis abuelos




     El otro día, hice un álbum de fotos para regalar a mi madre... Con un montón de fotos antiguas en las que me reencontré con la imagen imponente de mis abuelos... 

     El orgullo que siento por ellos es difícil de explicar... Es admiración y agradecimiento, porque yo soy, porque ellos lucharon por ser... La suya fue una vida dura, una vida que mucha gente vivió parecida, y que aun más gente ahora ha olvidado que existió... 

     Ellos supieron lo que era el hambre, el sacrificio, el esfuerzo y la lucha... Supieron lo que era que la prioridad fuera exclusivamente la supervivencia... Mi abuela contaba historias de miserias, y de dignidad a partes iguales... Jamás perdieron eso... 

     Ellos se fueron de su pueblo, en Extremadura, buscando dejar atrás el hambre; levantaron una casa de la nada en Vallekas; buscaban un futuro para ellos, y para los suyos, costara lo que costara conseguirlo, si algo tenían claro es que sería duro...

     Ellos no eran quizá la generación mejor preparada, pero su lucha merece tanta admiración y respeto como la que más... Ellos fueron los que pelearon por lograr una vida digna para sus hijos, los que se negaron a que los que venían detrás, pasarán la misma miseria que ellos habían vivido... 
     Justo al pensar eso, la verdad siento bastante vergüenza.

     Ellos, nos marcaron el camino, pero muchos se olvidaron de el... Mucha gente se cree que aquello está muy lejos, y que son tiempos superados.... Que ahora somos mucho mejores... Puro desconocimiento... En otros casos incluso se avergüenzan de ese pasado y lo dejan perdido en el la memoria a ver si con un poco de suerte nadie levanta la alfombra de sus muertos... Imagino que no son conscientes de que es el único capítulo de su jodida historia que se merecería ser ensalzado... 

      Ellos lograron garantizar una vida mejor que la suya para sus hijos, ellos consiguieron mejorar sus vidas, con esfuerzos miles... Ellos mantuvieron su dignidad, y la de la conciencia de lo que eran. Eran clase obrera, orgullosa de serlo, y consciente de que juntos eran fuertes... 

     En serio nos creemos superiores?? Hace tanta falta la memoria... Tanta tanta falta....

     Ahora miramos con altanería a nuestro pasado sin universitarios y con mucho sudor... Lo miramos sin quererlo ver, prefiriendo mirar hacia delante, a ver si con un poco de suerte, desaparece y no debemos enfrentarlo... 

     Pienso muchas veces en mi abuela, más aún desde que las gafas moradas han aparecido en mi vida... Mi abuela no era feminista, no tenía estudios, es más, apenas sabía leer.... Mi abuela tenía el coraje subido en la espalda, porque sin él no habría sobrevivido ni a la guerra, ni a la muerte de los suyos, ni al hambre... Mi abuela lo que sí era, era una MUJER, de las que nacieron luchando, y vivieron así la vida entera... Una generación que en su gran mayoría no llegaron a plantearse las discriminaciones sexistas, porque posiblemente las sociales, económicas y políticas, las dejaban el tiempo justo para plantearse nada más... Pero ya está aquí su nieta para dar por batalla por ella y por mi... 

     Personalmente, creo que todo orgullo de su nieta es poco.

     Personalmente, si de algo estoy orgullosa es de que mi abuelo fuera un hombre luchador y valiente, un hombre del campo capaz de arrancar un árbol a empujones si hacía falta, y capaz de llenar instantes después, la mente de sus nietos de fantasía y cuentos y de hacernos creer que los indios estaban detrás de aquella montaña...
      
     Personalmente, si de algo estoy orgullosa es de que mi abuela fuera esa mujer peleona e inquebrantable, esa que a pesar de haber vivido más desgracias de las que nadie merece, siempre encontraba el momento para hacerte sentir el centro del mundo... Esa que con una de sus historias era capaz de envenenarte la sangre de la conciencia o sacarte una sonrisa... Porque no se nos debe olvidar que si hay una historia real, es la que ellos nos contaron, porque lo vieron sus ojos... Y el día que olvidemos esa parte de la historia, habremos perdido la mitad de la nuestra...

     Personalmente creo que ellos nos mostraron el camino, camino que nosotros hemos preferido olvidar... Y que si nos vieran ahora, posiblemente, ellos sí que sentirían vergüenza... 

     En fin, que va por ellos... Que les echo de menos... Que mis abuelos me enseñaron muchas cosas, y prefiero no olvidar ninguna... Será que soy una loca... Pero prefiero seguir su lucha a olvidar su legado...

     Porque fueron somos, porque somos, serán...

No hay comentarios: