27 de agosto de 2015

El simplismo del maltrato

     No me gusta hablar de éste tema... pero es que es mucho tiempo escuchando sandeces y tonterías que a decir verdad, son algo peor que eso, pero que prefiero no denominar como me gustaría por mantener una cierta elegancia en este blog.

     Cada vez que el tema de la violencia machista aparece, se multiplican por varias decenas el número de listos e iluminados, sin distinción de género, raza e ideología, que poseen la clave para resolver un problema que cuesta más de 80 vidas al año, por no mencionar las miles y miles que si bien no mueren, carecen de algo tan básico como la libertad de pensamiento y de obra. Y la clave es del estilo de: "No le permitas que te levante la mano", expresado de ésta u otra manera... véase un "no consientas que te falte el respeto", y un largo etcétera de expresiones similares y a decir verdad, igualmente inútiles.

     No deberíamos pensar que un maltratador, lo que hace simplemente es faltarle el respeto, o levantarle la mano a su mujer, sin más ni menos, no seamos tan ligeros, ni opinemos con tanta condescendencia... el maltratador no llega y le da una bofetada a su pareja o expareja en mitad de una discusión... eso nadie en su sano juicio lo consentiría... el maltratador lleva miles de horas invertidas... 

     Antes de que llegue la violencia, se ha ocupado de anular a la persona que tiene al lado... poco a poco y sin dejar huellas, va haciendo que se sienta pequeñita... al principio con correcciones, aue poco a poco van subiendo el tono, despues con rectificaciones, luego pasan a ser regañinas, que evolucionan hacia las broncas, hasta que logra que todo lo original o espontaneo de ella desaparezca, y que sienta una dependencia extrema, unido a inseguridades miles, y un complejo de inferioridad que es difícil de explicar. Si la persona que se supone que más te quiere, opina eso de tí...

     Visto desde fuera, desde luego no se entiende fácilmente, pero sólo hay que prestar atención a las declaraciones de la gran mayoría de las mujeres maltratadas que dejan oir su voz y como en muchos casos, lo que se oye es como les defienden... porque pobres, no pensaban lo que hacían, y claro... es que ellas les sacan de quicio, es que ellas hicieron algo que... o es que el alcohol... los exculpan, no por disimular de cara a la galería, sino porque están convencidas de que son ellas las que tienen la culpa, y que ellos, pobres, no lo hicieron con maldad... 

     Es una espiral demencial, sin duda, pero muy difícil de romper, porque de eso se ocupan ellos, de ir rompiendo las cadenas de ella con toda realidad fuera de ellos dos... se ocupan de separarlas de todo aquel que las quiere bien y así poder ir cerrando el círculo. 

     A decir verdad, no tengo claro porque explico esto, si la mayoría seguiran pensando que son mujeres, que permiten que un hombre les falte el respeto, es decir... seguirá siendo culpa de ellas... triste sociedad... y a decir verdad, bastante enferma de simplismo...