18 de mayo de 2011

Indignados, pero lúcidos

Tengo tantas cosas en la cabeza, que no se por donde arrancar... no se como dibujar con palabras esta indignación que ha ido creciendo poco a poco, con cada actitud de "nuestros" representantes políticos...

Siempre he escrito de política, a menudo he utilizado esta casa mía, para criticar actitudes que creía impropias, comentarios que me parecían poco adecuados, e incluso comportamientos que a mi modo de ver serían mal vistos en cualquier ámbito social.


Pero no era en cualquier ámbito social, no era la actitud de un ciudadano de a pie, ni eran comentarios de un desquiciado, sino que de un tiempo a esta parte, todo eso ha sido la acción de nuestros políticos... 

Con ello, han logrado romper cada uno de los lazos que une a la ciudadanía, con sus representantes... con cada una de sus decisiones, opiniones y patinazos, han ido poco a poco, separando la palabra política, de los ciudadanos...

No sabe una por donde empezar, si por los recortes sociales, por la presión fiscal, por el abaratamiento del despido, por la actitud infantil de los políticos, o por su pliegue sin condiciones a los mercados, caiga quien caiga, porque al final, siempre caen los mismos... 

Y esos que caen, cada día, más solos, y más descreidos... y esos que caen, llevan, demasiado tiempo sin tener donde agarrarse...

A menudo he tenido la sensación de que nos sacan del juego, y sólo nos dejan jugar cada 4 años... el resto del tiempo, somos peleles manipulados y empujados de un lado a otro... mientras las decisiones se toman tan lejos de nosotros, y en una realidad tan distinta a la nuestra, que lejos de ser soluciones, todo lo que deciden, se convierte en un problema más, con el que lidiar, o al que hacer frente a ras de suelo... eso, no solo indigna... tambien ofende... al menos a mí.


Televisiones que radicalizan posturas, que justifican lo injustificable, declaraciones que buscan el acaloramiento, mover las tripas no para solucionar nada, sino simplemente para calentar el animo... humo, que nos venden, y que a pesar de todo, no se si compramos, o simplemente asumimos como inevitable... 


Pues bien, es momento de romper la baraja, y de opinar que esto que nos venden es humo, y que no compramos... que queremos una baraja nueva y repartir nosotros, que para eso el tablero de juego es nuestro lomo... que nos da el mismo miedo que nos gobiernen disfrazados de rosas o de gaviotas... que no queremos campañas de acusación, sino de solución... que queremos resultados, no promesas... que queremos formar parte, para que la democracia sea real... que queremos ser escuchados, aunque nuestras propuestas sean demasiadas... que queremos UTOPIAS, no resignación... SOLUCIONES NO REPROCHES AL DE ENFRENTE, que queremos una democracia participativa y no contemplativa... que queremos políticos comprometidos con la ciudadanía y no con los sillones... que estamos indignados y no nos vamos a callar...


Los partidos grandes nos han vendido, como mercancía, para que los superpoderes saciaran su hambre... es momento de cambiar, de pelear y de quitarles de las manos lo que más quieren... es momento de quitarles el sillón... es momento de decirles que la democracia es nuestra... y lo sabemos... 


Yo, no pienso darles mi voto a ninguno de ellos porque les queda muy grande mi confianza... pero, por supuesto, voy a votar... no les voy a dejar que nos roben lo que tanto costó conseguir...

No hay comentarios: