26 de agosto de 2008

Una nueva vida

Es difícil empezar a contar algo así... cuando la vida cambia tanto de repente, los cimientos tiemblan, y a menudo se tiene la sensación de que los pies no están del todo seguros... pero entonces, aun no se cómo, de algún modo se afianzan aun más los pasos...

Errores, evidentemente ellos siguen formando parte de mis días, me sigo equivocando una y otra vez... pero también intento aprender de ellos... intento no cometerlos más, crecer al conocerlos, porque de algún modo me ayudan a conocerme...

Mi poster del Principito sigue esperando un marco, para reinar en la habitación de los sueños... una habitación aun sin casi nada, salvo el Che, que decidió venirse a vivir a Getafe...

A golpes con la cartilla del banco, a menudo creo que el que inventó el dinero inventó una gran cadena que nos corta las alas... no se si será la crisis o la realidad... pero me empeño en intentar engañar a ambas, calculadora en mano...

El corazón se acelera en el pecho... cada día... montones de planes se agolpan en nuestro futuro, mientras peleamos como podemos porque se vuelvan presentes... de momento tenemos mucho más de lo que teníamos... de momento engañamos a 700 km, y los volvimos centímetros... y estamos cerca... no solo nuestros cuerpos... le siento cerca, pero sin subirse a mis alas... quiero estar cerca, pero sin subirme a las suyas... quiero seguir queriendole cada día, pero que la dependencia y la rutina no nos coman... no quiero ser su mundo, sino formar parte de él... quiero que ambos tengamos la libertad de querer seguir estando juntos cada día... no se explicarme, sólo se sentirlo...

Una nueva vida sigue creciendo... yo quiero seguirla compartiendo... porque jamás me había sentido tan llena, tan respaldada, querida, cuidada, mimada... me siento libre para agarrarme a su mano, de mostrarme débil, de ser fuerte, me siento libre de ser yo todo el tiempo... no sé explicarlo mejor... pero si sé que en parte es por él... entendemos el amor de forma parecida... el amor para el pulso, acelera la sangre y eriza la piel, pero ha de hacer el mundo más grande... no reducirlo a nosotros...

En fin, la nueva vida reclama sus víctimas, y la lavadora alguien que tienda la ropa... con menos tiempo, pero con el corazón más grande... vuelvo a ésta, mi casa... vuelvo a invitaros a pasar por ella siempre que os apetezca... vuelvo... sin prisas, pero con paso firme...

Miles de besos

4 comentarios:

lunazul dijo...

También es positivo ese caos, esa nueva vida, ese "quién tiende la lavadora". Son las cosas bellas del día a día, aunque la economía nos apriete un poquito, cada vez más..

Piensa y recuerda todo lo bueno que te ha ofrecido esta nueva etapa, y olvida lo demás :)

Vive, vuela, disfruta y sonríe :D Ya sabes..

Un beso, nena!

Eärendil dijo...

Saludos Bea !

Q tal esas vacaciones, amiga?

Espero que estés disfrutando en compañía de tus seres queridos... es lo mejor de las vacaciones...

no mirar el reloj...

dejar pasar el tiempo con la gente que quieres a tu lado...

Arrivederci !

Ladron de Guevara dijo...

Muy bien escrito. Me ha gustado mucho, enhorabuena.

Un saludo.

CARMEN dijo...

Pronto estaré de vuelta.
Me alegra saber que aunque atareada, estas feliz.
Un beso y abrazo bien fuerte.