19 de febrero de 2008

Carta a un general

Lo sé, me meto en camisas de once varas... pero es que esas varas, son las que sujetan la espalda de mi cordura... y sin duda, las que más miedo me da que se quiebren...



Esta carta me cuesta sobremanera... no me gustan los ejércitos... quizá entienda en parte que han de existir, elogio sin duda sus labores humanitarias en las distintas misiones... pero... asumo, y no puedo evitar, que me den miedo... porque su historia, es finalmente la historia de todos... y normalmente sus unicos argumentos tienen calibre y recámara... y eso, no es mi idea de libertad...



El todo por la patria, me resulta contradictorio... porque no me gusta el "todo", ni lo que a mi modo de ver implica... no se explicarlo...



Sr Mena... con su permiso, o sin él, no lo tengo claro... la democracia nunca es un exceso... sino una necesidad de las sociedades...le pese a quien le pese... y por mucho que (perdoneme) le joda...



La sociedad elige un gobierno, y el gobierno toma sus decisiones... el ejercito debe estar para proteger a esa sociedad, pero no de si mismos... eso se me antoja fascista...eso se me antoja peligroso... ese es el ideal que más me preocupa de todos... porque lo decía Ismael en una canción... "ellos me protegen de tí, de ellos quien me va a proteger..." Sr Mena, se lo pido encarecidamente... no me proteja...

Permítame, que su "regeneración democrática", me acojone... más que nada porque desconfío casi totalmente, de que alguien capaz de hacer las declaraciones y despropósitos de los que usted ha sido protagonista activo, pueda aportar lo que, al menos yo, espero de la democracia...

Pero eso si... haga usted caja con su nuevo libro... al final eso es el mejor resumen... el de la cuenta corriente, el de los balances de año... cuando oí sus declaraciones, me temblaron los cimientos... porque eran realmente graves... eran una amenaza, no se si llamarla velada... porque no se gastó mucho en taparla...

Me da miedo que gente que piensa así, tenga los cargos que tiene... el ejército debería estar al servicio de los ciudadanos... de todos... al final, eso se supone que en gran medida es la patria, no?... los que la forman y la transforman... todo lo que huele a nuevo, a un amplio sector le suena a peligro para la patria...

Y si el gobierno se equivoca... están los ciudadanos para acabar con su mandato... ese es el truco de este juego... y ese truco se llama LIBERTAD... que es lo que yo vi en peligro cuando usted, abrió la boca para escupir aquello... que el ejercito tendría que tomar cartas en el asunto... si es que aun se me pone la piel de gallina...

Indignante... eso es lo que me parece a mi... que de semejante salvajada que usted "propuso", se publique un libro... y que usted, aun tenga los santos cojones de decir, que no se retracta... pero permita que yo tampoco lo haga... a muchos de ustedes, la palabra democracia, les queda pelín grande... así que, mejor, ni mirarla... que la lian... no sería la primera vez...

1 comentario:

CARMEN dijo...

¿Desde cuando el ejercito entiende de democracia?.
Ellos sólo saben eso del ordeno y mando y el resto a obedecer.
A mi también siempre me han dado miedo nena.
Un beso grande.