21 de julio de 2015

Precariedad justificada

Y ahora viene aquel en el que no mido mucho las palabras, y escribo sin refrenar el impulso... 

Estoy un poco saturada, por no decir una ordinariez, de que me tomen por imbécil... es cierto, no tengo carrera universitaria, lo que me deja en último escalafón social, y permite al mundo entero mangonearme sin pudor ni complejo alguno... Los noticiarios, documentales y tertulias, están abrumados contando una de las noticias más graves que hay... señores, están explotando a los universitarios... que oye, el resto, todos aquellos mierdecillas que no estudiaron carrera, ya estaban, están y estarán siendo explotados, pero oye... que es que los universitarios... 

Y en mi ignorancia absoluta de indocumentada estudiantil, me preocupa la explotación, sin más, pero no en ésta maravillosa sociedad, donde lo que llena horas de la cobertura mediática de la crisis, es el hecho concreto que sufren los universitarios.

Ojo, que me parece injusto estudiar una carrera para que te hagan trabajar de camarero y pagando una miseria... pero igual lo jodido es que le paguen la miseria al camarero, vamos, digo yo, eh?, que con 500 euros pasa la misma necesidad  un universitario diplomado y con master, que un graduado escolar; o es que los diplomados comen más? O es que a los destitulados, les hacen descuento en los supermercados y yo no me enteré?

Pero se hacen programas y programas sobre los universitarios mal pagados, y explotados... yo llevo explotada media vida, y no ha venido la sexta a comentarme que me parecía que me pagaran 70.000 pesetas por partirme el lomo cargando cajas... ah, pero debe ser que como no estudié, pues... ahí lo llevas, por indocumentada...

Creo que se nos van los ojos, que cerramos el plano, y sólo vemos lo que nos interesa o lo que nos señalan... la pena es el hambre, la pase quien la pase; la soledad, sea de quien sea; la desesperanza, ahogue a quien ahogue... pero nos empeñamos en enfocar todo lo posible, y eso deja fuera un amplio porcentaje de la sociedad... el trabajo precario, es un problema, independientemente de quien lo tenga... el trabajo, debería facilitar la vida digna del empleado, no garantizar su esclavitud, y deberíamos aprender a no clasificar a las personas, porque duele...

2 comentarios:

Jonatha Ulloa dijo...

Muy bonito

EL Diario de Ely dijo...

Ser uno mismo, no se aprende en ninguna universidad.
Tu forma de expresarte ya te define,
Un abrazo y sigue siendo esencia.