21 de septiembre de 2011

Tenía que darte una gran noticia

Hoy, como cada día, te echo de menos... pero tenía que intentar hacerte llegar esta noticia... 

Pasan los años, uno tras otro, y aquella niña que se sentaba en tus piernas, ahora creo que se hizo grande... la verdad, no se por donde empezar... 


Creo que estarías orgulloso... tengo pocas certezas, pero la más grande que tengo es el espejo... aprendí a ser lo que soy, y a no dejar que nadie lo cambie... fue una lección dura, muy dura, de hecho... pero me la tatué a fuego en la conciencia para no olvidarla nunca... no presumo de nada que no tenga, y presumo sobre todo de los que me rodean... estoy segura de que ellos son mi mayor tesoro... y tenerles cerca, mi único exito... 

Ahora, imagino que he madurado... me hice grande, y el carnet de identidad se empeña en acercarse a los 33 con paso firme... sin duda ya no soy esa niña, aunque en días como hoy, me siento más cerca de la felicidad infantil, esa que ignora el mundo que la rodea, porque sólo tiene ojos para su propia alegría...

No olvido el mundo y sus grises, pero, estos días, no me llegan ni a la suela de los zapatos... quizá es que ando en las nubes, y para que darle vueltas, no tengo muchas ganas de volver al suelo... 

A Jose no le conoces... pero sé que le querrías... sabes? me mira y el mundo es menos gris... y siempre siento su mano cerca... nunca le puse muchos nombres a esto, preferí sentirlo... pero es mi gran certeza, mi cable a tierra y la fuerza que a veces me falta para mirar de frente al mundo... cuando el está, me siento en casa... imagino que eso es lo más grande que he sentido nunca, aunque no consiga describirlo como querría... le quiero, sin demasiados artificios ni parafernalias... me enseñó a sentirme gigante y a que me dejara de dar miedo el mundo y sus mentiras... 

El Sabado, en la cena, me sentí como no sabía que una podía sentirse... igual es que sigo siendo una cría... pero, que alguien te mire, y te afirme con esa gran sonrisa, que sabe que quiere pasar cada día de su vida contigo, tiene algo de mágico, casi tanto como entender, que es un sentimiento recíproco... 

Aquella misma noche, pensé en tí... y te eché tanto de menos... soy consciente de que estarás también ese día, como estás siempre... soy consciente de que sonreirás, tal y como sonreías al mirarme... que cuando los "si quiero" aparezcan, soltarás esa lagrimilla mezcla de orgullo y melancolía... quizá por saber todo eso, la lagrimilla que se escapa es la mía...

Pero me niego a que gane la tristeza... es felicidad la que me trae las lágrimas... porque tenía que contartelo... para que no hagas planes, porque te tienes que venir conmigo... porque tu hija no se casa todos los días... 

6 comentarios:

CARMEN dijo...

Enhorabuena, me alegra mucho la noticia y también saberte tan feliz.
Una carta preciosa, seguro que lo tendrás a tu lado, vive en tu corazón y estará ese día tan importante bien cerquita de ti.
Un besote fuerte.

Rodolfo Serrano dijo...

Bieeeeeen!!!!!
Un beso
La brújula sigue funcionando

Ladrón de Guevara dijo...

Mi más sentida enhorabuena. No te conozco sino lo poco que se pueden mostrar en estas líneas de tinta digital, y sin embargo, son muchas las veces que una frase o una palabra aquí escritas me ayudan.

Y son muchas las veces que, leyendo noticias felices como estas, uno sólo puede alegrarse de corazón, y pensar que,

¡que cojones!

que a la gente buena le pasen cosas buenas es sufiente recompensa para meterse aqué todos los días y escribir.

Cuidaos mucho.

Malena dijo...

Hola,cariño,yo tambien le echo de menos.Pero te aseguro que ese dia,estara presente,yo ire apoyada en su brazo,y le concedere el baile más importante.Yo tambien soy muy feliz,un beso

ely dijo...

Maravilloso sentir como tú y amar de esta manera.
Él siempre estará contigo, en tus recuerdos y en tus momentos más especiales, como el que estás a punto de vivir. Disfruta cada instante, cada pálpito y tu padre aparecerá en un rayo de luz o en una melodía y sentirás su caricia y descansará en tu corazón para siempre. Enhorabuena por encontrar el amor y ójala este sentimiento tan sincero, tan limpio te dure por los siglos de los siglos. Un fuerte abrazo.

Angelita dijo...

Toc, toc...hola! llevo tanto sin leer tu blogge que no me habia enterado de nada, y mira que tu madre me manda algún correito... pero nada siempre tan reservada.
Me alegro muchisimo de la noticia y espero que aun no haya sido la boda...de todas formas mi mas sincera enhorabuena.Y si, ese dia la presencia de tu padre no faltará de ninguna de las maneras.
Un beso muy, muy fuerte para Jose y para tí.

besitos