22 de enero de 2008

Gaza

Mi peor error (u horror, depende de como se quiera), es mirar las noticias con los ojos abiertos... no con esos azules que la herencia me regaló, pues demasiado a menudo no aguantan las imagenes... sino con los del alma, con la conciencia, con la certeza de que los errores, a pesar de repetirlos una y otra vez, no logramos que nos enseñen...

Y aun hay quien niega que el dinero y el poder dan un cheque en blanco... y aun, hay quien afirma que los derechos humanos son universales... debe ser que demasiadas vidas se salen de la humanidad, porque a ellos, no les salpican los derechos, sino la sangre...

Gaza es zona 0... quizá hace tiempo dejó de ser noticia como resultado de la costumbre... y discúlpenme, yo no entiendo... no entra en mis planes valorar quien tiene la razón, si es que ésta existe... pero no soy capaz de esconder la vergüenza... porque la razón si se tiene, se pierde con los actos...

Nunca entendí quien nombró a Israel, dueño del mundo... nunca entendí, quien votó para que así fuera... nunca entendí que el poder se use para pisar... siempre soñé, con mundos mejores... pero esos mundos no son posibles cuando lo que manda es la atrocidad...

Atrocidad de bombardeos, atrocidad de decidir sobre la vida de los demás... atrocidad abosulta... sin paños calientes ni disimulos... Israel no necesita expulsar a los periodistas para reirse de todo aquel que tenga, ya no sentido común, humanidad...Israel, lo hace a cara descubierta... quizá porque el mundo entero, no hace más que mirar hacia otro lado y hacer como que no ve...

Imponen, ordenan y mandan... cortan fronteras a su antojo... impiden la entrada de ayuda humanitaria... si los que así se comportaran fueran pakistanies, iraquies, afganos, o cualquier otro país en conflicto, la comunidad internacional no se haría esperar... y se justificaría sin problemas por parte de los mandatarios... "se están violando los derechos humanos"... pero, al final, Israel, lo que viola, son las conciencias de todos...

Sin suministro de luz, hospitales, viviendas, tiendas, alimentos... todo se viene abajo, casi al mismo ritmo que los derechos humanos... el derecho que debía primar por encima de las ideologías... el derecho a decidir, el derecho a opinar, y por encima de todos el derecho a ser libres, y evidentemente, a la vida...

No justifico el terrorismo, ni los ataques, ni las tropelias... pero de nadie... esprimir y humillar a un pueblo, normalmente no supone doblegarle, sino más bien, incendiar sus corazones en el fuego de la venganza... no encuentro lo positivo de ello... porque al final, siempre sufren los mismos... los que sin más, intentan vivir... y los que sin más, siempre salen perdiendo...

No soy experta en nada, no sé más que nadie, no apruebo la violencia en ninguna de sus ramificaciones... quizá Israel sufra terrorismo, un terrorismo que el mundo condena, pero sin duda tambien ejerce de terrorista, pero de ese terrorismo nadie opina, será que el dinero cierra bocas incluidas las del alma... Y como dijo alguien que entendía bastante de paz... "ojo por ojo, y el mundo, quedará ciego..." y sin duda, ciegos estamos, y si no, nos falta poco...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues sí, no sabes cómo manda el señor Don Dinero, te lo digo yo que vivo en su cuna...
María.

CARMEN dijo...

Tampoco soy yo muy experta, pero hay cosa que claman al cielo,y este conflicto es una de ellas.
Son muchos años sin dar una solución, sin que se vislumbre un final.
De todo, lo peor es ver como los judios, un pueblo tan mal tratado está haciendo lo mismo con los palestinos que hicieron con ellos los alemanes. Es verdaderamente increible.
El poder que tienen para que los dejen hacer a su antojo, no lo dudes es el dinero.
Muchos besos amiga.